viernes, 8 de septiembre de 2017

Paisaje

La luz me despierta a través de la ventana. Calzo mis botas y tomo mi abrigo.
Soy muy joven, tengo nueve años.
Me gusta llevar un bastón de rama, para explorar mis tierras.
Es una alfombra el verde bajo mis pies, el cielo hace un espejo con los lagos y veo piezas de hielo flotar.
Descubro una cascada entre las rocas de perfecta geometría, algo me dice: esto es para ti.
Mi bastón se hace lápiz surcando la orilla del agua quieta, agitada por efímeros dibujos, en esencia Movimiento.
Bajo este cielo soy muy pequeño, algo magnífico, sentirse así en soledad llenándome de un espacio infinito, no me siento solo, porque todo esto soy.

lunes, 27 de marzo de 2017

La casa es un animal
La casa es ballena en alta mar
La casa se aclara y se oscurece por las ventanas anchas de su naríz
La casa es el anclaje de los viajes
La abertura cósmica del adentro con afuera
La casa me recibe, me silencia, me apabulla
La casa sin mí, ni yo, sin la casa


viernes, 24 de marzo de 2017

Pacto para iluminar la mediocridad del mundo



Cada día de trabajo lo vivo como nuevo, con diferentes matices de intensidad.
Cada despertar sollozo el motivo no encontrado para hacerlo.
Pero cada día de trabajo me obliga a orbitar en tu entorno, 
contorno impreciso de algo sentido.
Solo eso me coloca una expresión mas viva en la cara,
tan transparente que quizás los agudos la noten.
Cada día me interesa que tu sepas el motivo de mi doble despertar. Me muevo en la caída de mi misma, el vértigo de mil insomnios,
la luz que intenta alumbrar un camino a seguir, para despertar aunque sea como fantasma, de estas noches sin sombras.
Y si despierto, sé que hallaré un refugio imaginado en tus abrigos, donde el descanso harto de abismos nocturnos, logre ser imperturbable a las razones del frío,
y a las infinitas formas de no dejarnos dormir.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Estoy en el fondo del teatro rodeada de mil trastos viejos que se renuevan con algo de pintura y luz.
Hoy el espacio no es actuado y he encontrado el lugar mas silencioso que me sitúa en el límite del estar y no estar.
Lamentaba el paso del tiempo obligado a este lugar, las horas laborales como cadenas de días nublados.
En cambio hoy, en el aire color miel del último tramo de piso, me he recostado en uno de estos practicables de muchas edades y sentí que podía respirar el tiempo de otra forma en relación directa con el momento presente. 
Debo clasificar el tiempo aquí como un tiempo fuera del tiempo, como un espacio fuera de todo espacio. Negro sobre negro. Luz y sombra, ser otro sin serlo; y una parte de mi no es mas que un acto y un cuerpo surcado por lo efímero
En alguna parte coexisten todas las dimensiones temporales. La simultaneidad de nosotros mismos.
No hay fijezas, principios ni causas, quizás tampoco consecuencias. 
Dónde está el momento de la creación si convive lo creado con su propio increado o no-creado?
Puede ser que estas dimensiones no sean infinitas ni se conecten unas con otras, ya que al hacerlo o al dar indicios de la simultaneidad de uno mismo, desmontaría la estructura temporal que nos habita, ciclo lanzado a un ápice de tiempo eterno. 

martes, 21 de marzo de 2017

Esperar; inútil, en vano para uno mismo.
El tiempo va creando la complicidad que nos hace vernos mas allá de los ojos.
Pero no podemos esperar a que el tiempo lo haga,
él es una herramienta a nuestro antojo?
Aquí estoy!!,dice: 
víveme intensamente o simplemente deslízate sobre mí.
Yo solo no puedo llevarte a ningún lado, no soy independiente de tus pasos y no me vivas para que inunde un cuerpo quieto, te perderías tantos encantos.
Solo tu sabes cuando intercedo, y no precisamente en la rutina de las horas y los días.

sábado, 4 de marzo de 2017

en estas soledades estuviste (basado en un poema de E.Lihn)

la ciudad es un desierto
aquellos caminos rodeados de madreselvas son aquí unos tristes árboles que no destacan del paisaje.
el ritmo de a ratos, se da en bocanadas
el aire es más espeso y los perfumes intoxican
en ningún lugar de esta ciudad ha anclado mi memoria
de alguna manera soy extranjera, deshabitada
la enorme ventana es la que separa el mundo de allá afuera
las fotografías son de interior y transito la cocina como si fuera un fantasma
verás, nada es pulcro ni sucede en tiempo y forma
los paseos acompasados de una respiración entrecortada ya no tienen continuidad, creo que todo allá afuera se siente fatigado
por llevar un ritmo que me hace creer que cumple con horarios y tareas impostergables
ventana adentro, la de cortinas verdes, el espacio de siempre va tomando otras formas de belleza
nada permanece demasiado tiempo en un mismo lugar 
pero en estas soledades estuviste surcando mi memoria náufraga de fijezas como si no hubiera sido real, como una grieta para que el tiempo respire 







cae la luz
por lo tanto la sombra
prometí no cerrar los ojos
aunque toda la oscuridad sea sin tiempo
propicio a llevárselo todo
por lo tanto
ni pizcas ni polvos para mañana
aquí seguirá siendo noche
mientras cae la luz nace la sombra

domingo, 19 de febrero de 2017

POEMARIO I.

He visto a una niña
llevada de la mano
con pasitos tan rápidos
y torcidos que casi no pisaba/

Sinuoso y salpicado
el trazo del apuro
siendo ajeno

/He visto dos amantes antiguos
cruzar despreocupados
en sus cegueras-las calles/

Ver

Por cada huella doble

el gran Instante congelado.

............................

Pronunciar te amo
es abrir una boca
y dar vuelta la piel

Desparramarse
Hacer del paisaje
un bañado a beberse

/al llenarse vaciarse la sed/

La humedad entera
 de una tormenta
desmayada.
............................

Permanezco apenas
en los bordes de sus dedos
En cada yema-una morada-
Voy de una a otra
hilando puntadas-costuras

Afortunada soy/Me sonríe

Dado el otoño
y pronto el Invierno,
es menester cuidarse la piel
Tejerse el Abrigo

Sabes que el camino helado

del

Amanezco

se vuelve tibio

cuando lleva

hacia el alma
..............................

Boca puente a mis adentros
Caracola hueca de aire húmedo
Boca entera/ boca entrada/ Lenta

Que guardianes

los ojos se entregan al inútil intento de descifrarlo todo,
sin aprehender nada

Que agotados

De insistencia viven un lenguaje silencioso preso de la luz
y las pausas de la sombra
Boca puente a mis adentros,
que los ojos cruzan
y por fin descansan pesados
vencidos
en la siempre oscura
noche de mi centro.
..............................

Una niña se te acerca
en sus dibujos
En las manchas una niña
desconoce los mandatos
Los dibujos son las líneas
de tu trazo para ella

Una niña se sumerge
al fin profundo
y las horas flotan muertas
y la casa es punto azul marino
con hondura indefinida

Una niña se construye
con colores de la sangre
y vuelan pelos…
/remolinos de mascotas a montones/
Una niña con dibujos
desdibuja esa casa
desmorona tus creencias
tus certezas
tus ahogos
una niña.
                                                               2015

sábado, 11 de febrero de 2017

Demasiado humano

Das un paso tras otro, pasos cortos con un ritmo que no es el tuyo. Es ajeno.
Sabes que algo cambió, se transformó. Estás a punto de darte la vuelta, revertir la situación.
Lo que empezó te enamora pero te da una libertad inmensa con la que no puedes vivir.
Necesitas la tranquilidad de antes, a su vez un vacío, nadie existía, te habías limpiado.
Sabes que no eres correspondido como quisieras; te conoces, y la intensidad con la que sientes te traiciona. 
Dejas de ser tu, empiezas a fantasear y a crear una sutil dependencia con el cuerpo del ser amado. Lo deseas, quieres su exclusividad. Crees que su mirada húmeda y brillante te dice algo que conoces porque ya lo has vivido pero nunca ha sido claro. Faltan palabras que al caso tienen un peso enorme, casi que de acuerdo, de llave. Abrimos una puerta, corremos las cortinas y dejamos que entre la luz, o cerramos la puerta definitivamente. (Recuerdas que las palabras tampoco alcanzan, se desmoronan en las tormentas).
Aclaras todo lo que sientes. Puedes esperar porque vale la pena(piensas), y la libertad se multiplica, el tiempo y la rutina aliviarán el peso, y quizás pronto algo lo apague o lo diluya, hasta que vuelvas a encontrarte sin miedo, sin cuerpo amado, sin motivo que arriesgar.